Home/Rapid Test/Combos/Quad Cards/FOB + Transferrina + Calprotectina + Lactoferrina

Rapid Test

FOB + Transferrina + Calprotectina + Lactoferrina

Instrucciones
Ficha producto

Descripción

CerTest FOB+Transferrin+Calprotectin+Lactoferrin combo card test es una prueba inmunocromatográfica de un sólo paso para la detección semi-cuantitativa simultánea de hemoglobina humana (hHb), transferrina humana (hTf), calprotectina humana (hCp) y lactoferrina humana (hLf) en muestras de heces.

CerTest FOB+Transferrin+Calprotectin+Lactoferrin combo card test ofrece un ensayo de cribado sencillo, de alta sensibilidad y no invasivo para realizar un diagnóstico presuntivo de un posible sangrado gastrointestinal e inflamación gastrointestinal causado por cáncer colorectal.

Especificaciones

Método
Flujo Lateral
Resultado en
10
Tipo de muestra
Fecal
Almacenamiento
2

Información

El cáncer colorrectal es la segunda causa principal de enfermedad y muerte en el mundo occidental.

El cribado o screening, cuando se usan los tests de sangre oculta en heces, está basado en la detección de sangrado en heces; síntoma importante de los neoplasmas del colon, el cáncer en su etapa inicial y los pólipos adenomatosos del intestino. El cáncer colorrectal también está asociado con una reacción inflamatoria local y aguda que en algunos casos puede determinarse mediante la detección de neutrófilos (glóbulos blancos).

La hemoglobina es una proteína de los glóbulos rojos que contiene hierro y cuya función es transportar el oxígeno en todos los vertebrados. Puede ser liberada en el tracto gastrointestinal y eliminada a través de las heces, en las enfermedades asociadas a un sangrado gastrointestinal.

La transferrina es un componente derivado de la sangre que puede llegar al tracto gastrointestinal y eliminarse mediante las heces, a causa de algunas enfermedades gastrointestinales asociadas a la pérdida de sangre. La transferrina es estable en las heces y un buen marcador para detectar pérdidas de sangre en la zona alta y baja del intestino (sangrado gastrointestinal). Cuando hay una pérdida de sangre gastrointestinal, las heces contendrán una mezcla de hemoglobina no degradada o poco degradada, grupos hemo intactos, y porfirinas hemo-derivadas en cantidades que dependen de la localización del sangrado, de la cantidad y del tiempo de tránsito a través del intestino.

Los tests inmunoquímicos detectan hemoglobina humana no degradada o casi intacta, siendo unas técnicas muy específicas para detectar las pérdidas de sangre localizadas en la parte final del intestino. La sangre procedente de este lugar sufre menor degradación durante su tránsito. La hemoglobina es inestable en heces, pudiendo provocar falsos negativos. La detección de transferrina “fecal”, más estable que la hemoglobina, proporciona una forma alternativa para diagnosticar enfermedades localizadas en la parte alta del tracto digestivo.

La calprotectina es una proteína del citosol de los neutrófilos con propiedades antimicrobianas, que se encuentra presente en las heces en una concentración muy elevada durante una situación de inflamación intestinal. La proteína, una vez liberada hasta su degradación, se mantiene estable a temperatura ambiente durante 7 días en las heces, por ello es el analito ideal. La calprotectina se libera por activación de los leucocitos, lo que conlleva un aumento de su nivel en plasma, líquido cerebro espinal, líquido sinovial, orina y heces, como consecuencia de una enfermedad asociada al órgano u órganos correspondientes. Esta proteína inhibe el sistema enzimático dependiente del zinc, ocasionando con ello la muerte de ciertos microbios e induciendo la apoptosis de células sanas y cancerígenas. La calprotectina en presencia de calcio es extremadamente resistente a la degradación proteolítica (proteólisis), y por ello es tan estable en las heces almacenadas a temperatura ambiente durante 7 días.

La lactoferrina es un componente glicoproteico de los gránulos neutrofílicos secundarios, componente primario de la respuesta aguda inflamatoria, liberada a partir de los leucocitos fecales. Esta proteína es resistente a la proteólisis en las heces y puede servir como marcador de inflamación en el intestino. La causa más frecuente de la presencia de neutrófilos en heces en pacientes con diarrea crónica es la enfermedad crónica inflamatoria intestinal localizada en el colon (como la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa). Se ha estudiado la lactoferrina como marcador de infección por enteropatógenos invasivos en niños con diarrea. La diarrea inflamatoria bacteriana puede ser causada por Shigella, Salmonella, Escherichia coli enteroinvasive (EIEC) and enteroaggregative (EAEC), Campylobacter y Clostridium difficile. Estos marcadores, hCP y hLF, pueden servir de ayuda en el diagnóstico diferencial de pacientes con enfermedad funcional (p.ej. síndrome intestino irritable) y de pacientes con enfermedad orgánica (p.ej. enfermedad inflamatoria intestinal).

La enfermedad de Crohn (CD) y la colitis ulcerosa (UC) se incluyen dentro del grupo de enfermedades inflamatorias gastrointestinales.

Pacientes con dolor abdominal y diarrea persistente (> 4 semanas) o recurrente (> 2 episodios en 6 meses) son sospechosos de padecer estas enfermedades. Además de estos síntomas, el sangrado rectal, la pérdida de peso o la aparición de anemia aumentan la probabilidad de la presencia de estas enfermedades. En este caso, es indispensable una evaluación endoscópica tomando una muestra histopatológica para poder diagnosticar estos pacientes sospechosos.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Ok