Productos para diagnóstico in vitro de enfermedades infecciosas (+34) 976 520 354 certest@certest.es
Home/VIASURE Real Time PCR Detection Kits/Enfermedades transmitidas por vectores/MONOPLEX Vector/Yellow Fever

VIASURE Real Time PCR Detection Kits

Yellow Fever

Instrucciones
Ficha producto

Descripción

VIASURE Yellow Fever Real Time PCR Detection Kit está diseñado para la identificación específica de la fiebre amarilla en muestras clínicas procedentes de pacientes con signos y síntomas de infección por fiebre amarilla.

El uso previsto del test es facilitar el diagnóstico de infección producida por la fiebre amarilla en combinación con factores de riesgos clínicos y epidemiológicos.

El RNA es extraído a partir de las muestras clínicas, posteriormente el DNA complementario es sintetizado en un solo paso y amplificado mediante PCR a tiempo real. La detección se lleva a cabo utilizando oligonucleótidos específicos y una sonda marcada con una molécula fluorescente y otra apantalladora (quencher) para detectar fiebre amarilla.

Especificaciones

Método
Real Time PCR
Tipo de muestra
Muestras clínicas
Almacenamiento
(desde fabricación) 2 años
Temperatura de almacenamiento
(También para transporte) Temperatura ambiente

Información

El virus de la fiebre amarilla es un virus de RNA perteneciente a la familia Flaviviridae. El término «amarillo» del nombre de este virus hace referencia a la ictericia que presentan algunos pacientes debido a la afección hepática.

La fiebre amarilla es una enfermedad zoonótica hemorrágica viral aguda que se transmite entre humanos y monos a humanos a través de los mosquitos, principalmente por Aedes (aegypti) y Haemogogus. Existen tres tipos de ciclos de transmisión: fiebre amarilla urbana, fiebre amarilla selvática (silvestre) y fiebre amarilla intermedia (sabana). Más de 900 millones de habitantes y viajeros están en riesgo en los 44 países endémicos de América Latina y África.

img_web_VIASURE_Yellow_fever_det_02

El período de incubación es generalmente de 3 a 6 días desde la infección hasta el desarrollo de la enfermedad. Muchas personas no experimentan síntomas, pero cuando estos ocurren, los más comunes son una fase febril aguda con mialgia, dolor de cabeza, dolor de espalda, anorexia, náuseas y a veces vómitos; síntomas que suelen resolverse dentro de una semana. Un porcentaje bajo de pacientes entran en una segunda fase más tóxica a las 24 horas de la remisión inicial y desarrollan síntomas severos (con fiebre alta, ictericia, sangrado y daño renal). La mitad de los pacientes que entran en esta fase tóxica mueren; debido a que actualmente no hay ningún tratamiento antiviral específico, pero el desenlace mejora con el  tratamiento de la deshidratación, la insuficiencia hepática y renal y la fiebre. Por lo tanto, la vacunación y el control de mosquitos son los medios más importantes para prevenir la fiebre amarilla.

La fiebre amarilla es difícil de diagnosticar, especialmente durante las primeras etapas. Se puede confundir con malaria severa, leptospirosis, hepatitis viral (especialmente las formas fulminantes de la hepatitis B y D), otras fiebres hemorrágicas, infección con otros flavivirus (virus del Dengue, Zika y del Nilo Occidental) y envenenamiento. Por lo general, la detección del virus de la fiebre amarilla se lleva a cabo mediante cultivo de virus en células susceptibles, seguida de inmunofluorescencia, ELISA, estudio inmunohistoquímico o PCR. Para cuantificar la carga de partículas infecciosas en cultivo celular o muestras de suero, el ensayo de placa sigue siendo el método comúnmente utilizado. Sin embargo, esta técnica es incómoda y requiere mucho tiempo. Con el reciente desarrollo de la PCR a tiempo real, existe un alternativa rápida y precisa para cuantificar la carga viral en la sangre.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Ok